INTELIGENCIA EMOCIONAL: PREPARANDO LA NAVIDAD

Una manera de trabajar la Inteligencia Emocional que se puede usar en muchos ámbitos de nuestra vida cotidiana: en el trabajo, en el colegio, en casa…

Esta vez no va a salir de mí la idea de este artículo. Quienes me conocen saben la obsesión que tengo por transformar a mi terreno todo lo que pasa por mí cabeza, en especial los jugos. Pero esta vez voy a plasmarlo tal y como ha llegado a mis manos….al final del artículo entenderéis el por qué.

Una tarde se presentó en mi casa una amiga con un árbol de Navidad realizado con  listones de madera y una carta procedente de los “Duendes de la Villa”. Dicha carta la transcribo tal cual:

Cuenta la leyenda que hace mucho, mucho tiempo, en un pueblo de la Villa de Madrid, cada año se preparaba la Navidad en Familia. 

Los duendes han mantenido esta tradición y solo comparten este gran secreto con Familias especiales como la vuestra.

Para ser elegida, se debe cumplir con exigentes requisitos:

  • Vivir en Familia.
  • Sentir que el amor es lo único que mantiene la familia unida.
  • Saber crecer como familia.
  • Aceptar que cada uno tiene virtudes y defectos.
  • Querer mejorar cada día.
  • Desear regalar a quien se quiere, aquello que lo hace feliz de corazón.
  • Tener ilusión.
  • Tener esperanza en el futuro y construirlo.

Para preparar esta Navidad, los duendes de la Villa, os han traído este Árbol.

En seis semanas estamos en Navidad y comienza la preparación:

  1. Escribir en la base del árbol vuestros nombres.
  2. Escribir en la estrella, de un lado DAR, y del otro RECIBIR.
  3. Cada semana escribirán en dos papeles pequeñitos aquello que desean DAR a su familia en la semana, y aquello que esperan RECIBIR.
  4. Los doblarán pequeñitos y los pegarán en cada madera del árbol, sin que se pueda leer, con su nombre! (en cada maderita de lado DAR, se pegarán dos mensajes por personas, al igual que en el lado RECIBIR. Cada semana se completan dos maderitas).
  5. Al terminar la semana, la familia descubrirán todos los mensajes.
  6. Contará cada uno cómo se ha sentido con el regalo recibido.

Al terminar la sexta semana, deberán decidir la familia, el deseo (NO MATERIAL) a pedir en esta Navidad y lo resumirán en dos palabras, que escribirán debajo de la estrella.

¡Disfrutad cada semana de preparar la Navidad! Su esencia no son los regalos, ni las fiestas, sino el amor que une a las familias y las hace crecer en armonía y paz.

Con mucho cariño,

Los duendes de La Villa

arbol

Después de esto poco me queda que decir: Que estoy muy orgullosa de que mi familia haya sido una de las elegidas para preparar la Navidad, y que comparto esta idea por si alguno de vosotros os queréis unir.

Es bueno pensar un poco en lo que queremos cambiar de nuestro día a día que dependa exclusivamente de uno mismo e intentarlo mejorar con un pequeño paso. La magia de las navidades ayuda.

Deja un comentario